BE GAN

Hace mucho no escribía y me llevé la sorpresa de que wordpress ha cambiado demasiado.

Ahora, alguna vez tenía que escribir sobre esto y me parece una muy buena idea, pues, si alguien pregunta solo debo decir “lee mi blog”.

La pregunta del millón “¿Por qué eres vegan?” se me hace increiblemente dificil de responder. Primero, porque la evolución normal o más común es ser vegetariano y luego vegano. Segundo, se me hace complicado porque yo estoy dispuesta a decir cosas que la gente no quiere escuchar.

Lo Primero. 

Una vez dije ‘yo nunca podría ser vegetariana, ni tampoco quiero hacerlo’. A mi manera de pensar, todo tiene vida, todo tiene energía, las cosas que fabricamos artesanalmente, las plantas, los animales, etc. Siguiendo esa lógica, si dejara de comer animales, también y por sobre todo, debería dejar de comer plantas, pues no sería consecuente con mi pensamiento. Y así seguí pensando hasta que vi un documental llamado ‘Food inc’ (que lo recomiendo demasiado), no recuerdo muy bien de que se trata ya que lo vi hace 2 años atrás. Pero después de verlo decidí que solo iba a consumir alimentos orgánicos, a excepción de la carne, porque por más que busqué no encontré en donde vendieran carne  cuidadas en granjas y alimentadas con pasto en Santiago. Así, me mantuve comiendo alimentos orgánicos  no transgenicos durante un mes hasta que entré a la universidad y se me hizo extremadamente dificultoso cumplir con mi labor. No todo estaba perdido, cuando dejé de consumir alimentos transgenicos también eliminé de mi dieta los productos lácteos y las aves. Alimentos que “nunca” más volví a consumir. Pero no solo dejé alimentos, también eliminé de mi rutina todos aquellos productos que hayan sido testeado en animales y que tuvieran algun componente animal, tal como, el vestuario que tuviera partes de animales a excepción del calzado.

La decisión que tomé en enero del 2011 sucitó una serie de hechos que me llevan hoy en día a ser vegana. 

Me mantuve un año sin consumir alimentos lácteos  luego a fines del 2011 dejé la carne de vacuno, en febrero del 2012 dejé el pescado y en septiembre del 2012 dejé el huevo (la miel no me acuerdo cuando la dejé…). 

Ahora, el camino es dificil.

Muy dificil.

No tanto por el sabor de los alimentos que ya no consumo, si no por la presión que ejerce la sociedad en cuanto a nuestra alimentación. Este sistema nos obliga a todo, nos acostumbra y nos enseña tradiciones que ‘definen’ nuestro futuro y es muy dificil tirarlas por la borda.

Durante todo mi primer año extrañaba por sobre todo los alimentos dulces y el queso. Y después de unos meses sin comerlos, comí. Siendo el resultado tan fuerte, dolores de estomago insoportables, una sensación en el cuerpo de extrañeza; Mi cuerpo se había acostumbrado a la nueva dieta y cada vez que ‘caía’ bajo la tentación y comía algo que contuviera lácteos mi cuerpo se enfermaba. No fueron muchas veces más las que volví a comer. Sumado al dolor de estomago, el sabor de esos alimentos ya no se me hacía apetitoso, hoy en día me dan asco hasta esos olores y puedo reconocerlos, sé cuando alguien está cocinando algo que contiene lácteos (sobre todo cuando le echan mantequilla) y si no lo reconozco por el olor, sé altiro que comí algo que no debería, mi cuerpo me avisa a la primera mascada. 

No me arrepiento de dejar nada, es más, siento que no he dejado nada, que he ganado mucho, que lo mejor que podría haber echo es cambiar mi dieta, la recompensa es altisima, el cuerpo se siente mejor, mucho mejor, mucho mejor. Ahora, intento dejar las harinas, las he reducido casi al minimo y me muevo entre una dieta vegana y crudivegana. 

Esto es lo bonito de la experiencia. 

Lo segundo. 

En un principio dije que según mi forma de pensar sería incoherente no comer animales y si comer plantas.

Sigo pensando así.

Yo no pienso que comer animales esté mal…. si los puedes cazar sin utilizar herramientas y comértelo crudo, jajaja.

El cuerpo humano no está preparado para consumir carne, eso es verdad, comer carne más que administrarnos nutrientes hace pésimo. Peor si es que hablamos de los lácteos, lácteos que más que nada es un veneno para nuestro cuerpo (así es niños, tomar leche no os hará más fuerte).

Pero si fuera vegana solo por mi cuerpo, esa sería una decisión egoísta, los animales sufren. ¿Por qué eres capaz de comer a la hora de almuerzo un apetitoso bistec de vaca? y no a tu mascota? cuál es la diferencia? Ambos son animales, tienen carne, respiran, SIENTEN. 

Eso no lo es todo.

Soy vegana porque estamos inmersos en un sistema del cual yo no quiero ser participe. Estoy encontra de la industria alimentaria, NO CREO que se deban crear en masas plantas, ni animales, ni nada. La industria carninca ha deforestado no sé cuantos bosques y si TÚ, OMNIVORO, ayudas a que eso suceda. El comer carne no es solo ‘por los animalitos’, SI, ELLOS SUFREN, sacáte la venda de los ojos y ve earthlings, busca mataderos en youtube y recién ahi di que NO PUEDES DEJAR LA CARNE, busca videos de granjas lecheras, informate sobre todo el proceso y ahi recién dime que NO PUEDES DEJAR LA LECHE, así con todo, con los huevos, la miel, la peletería… No solo ayudas con todo el sufrimiento de animales no humanos, también  los de tu propia especie sufren. Si pudieses cambiar la industria alimenticia, LA GENTE NO SE MORIRÍA DE HAMBRE… ya que se ocuparían los lugares en donde tienen hacinados a los animales en las granjas en plantaciones de vegetales, los cuales, ocupan mucha menos cantidad de agua que la carne.. y si, puedes decir que la soy también a deforestado, y yo te diré que esa soya se ha plantado no para alimentar humanos, si no, para alimentar GANADO. 

Yo creo que con gestos, algunos pocos gestos, se puede cambiar este sistema, el paradigma en donde estamos inmersos.

Son acciones politicas.

Son acciones que se realizan desde la bondad.

el amor

el sentido común.

Tampoco digo que basta con dejar algunos alimentos, todo está relacionado. El mensaje que quiero tratar de dejar es que somos sujetos de acción y podemos hacer algo para cambiar el sistema injusto en donde estamos insertos.No esperemos que LA politica haga algun cambio, la burocracia es lenta y poco efectiva. Hagamos nosotros el cambio, en nuestro día a día.

follarse la muralla gris

Cómo es posible que me sigas gustando
después de conocer
tus vicios
tus actitudes
tus defectos
tu indiferencia
tu desinteres

Imagino que me ectrañas, no te pregunto porque yo sé que no.
Imagino que me anhelas que quieres estar aquí que te hago falta
todo es una ilusión
no concuerda con la realidad
pero al menos me hace feliz
mi ignorancia me hace feliz

Ojo pez

Aún recuerdo cuando por coincidencia me topé con tus ojitos y pasamos al Play City. Te miré y me dieron unas terribles ganas de besarte, porque yo había soñado con el Play City y había soñado contigo que nos ibamos de viaje pero no nos fuimos y esa vez yo no me fui de viaje, tu no más te fuiste, y tampoco te besé en el Play City, pero después sí.
Nunca nos fuimos de viaje juntos y nunca más nos volvimos a besar y al final todo terminó como comenzó.. en un sueño.

Bad timing

Dos personas comparten la misma calle pero no existen. Dialogan pero no se ven, se miran, se respiran, pero sigue el uno carente de importancia para el otro. Juntos, intercambiando gestos, gustos, energías y miradas, pero todo esto sin existir. Hasta que llega un momento en que todo ese tiempo compartido toma sentido (…)

La primera vez que ella lo vio fue cruzando por la intersección de Rodríguez con la calle Redentor. Fue ahí mismo también, en aquella intersección, la última vez que lo vio.
Se habían topado antes, ciertamente, pero nunca se había fijado en él, sólo sabía que más de una vez compartieron el mismo maldito medio de transporte sofocante, el cual tomaban justo en el semáforo de Rodríguez.

El día que se vieron por primera vez, a ella lo había sentido eterno para ser tan temprano, eran recién las 13 horas con 16 minutos, pero cada minuto parecía aumentar el peso sobre sus hombros, incrementando el cansancio que venía acumulando desde las 7 de la madrugada. Fue cruzando la calle, cuando el abochornado día no le pareció tan terrible, cuando el peso sobre sus hombros ya no era tan devastador y el sueño se desvaneció de su semblante. Fue envuelta por una intensa atmosfera lo que la obligó a levantar su cabeza.

En aquél momento su mirada se encontró frente a frente con otra, una cálida, una, que al parecer, había quitado todo residuo de negatividad de su ser ¿Cómo era esto posible? Podía ser que un extraño, ni tan extraño, le fuera tan importante de un segundo a otro, alguien carente de todo significado ahora contenía tanto dentro de él.

El encuentro de sus miradas solo duró unos pocos segundos, pero bastaron para que ella los recordara por siempre en su mente. Existía en la profundidad de sus ojos una calidez que le fue transmitida con su mirada. Una mirada que poseía un atributo característico. Un algo que la sacó de su desgraciada rutina. Un algo que se impregnó para siempre en ella.

Estaba claro. El destino no podría haber gritado más fuerte y haber apuntado con más ganas en aquella escena, que ambos estaban predestinados a estar juntos por el resto de sus vidas, amándose y entregándose el uno al otro con suma dedicación. Tomaron sentidos todos eso viajes que parecían fútiles, que compartieron sin tomarse en cuenta, todo ese tiempo perdido dentro de aquél medio de transporte incomodo ahora ya no significaba lo mismo, todo ese intercambio de gestos, gustos, energías, eran necesarios.

Era absolutamente necesario que ella se levantara excesivamente temprano para cocinarle a su hermano menor, la comida que no había alcanzado a hacer el día anterior. Era absolutamente necesario el haber faltado a clases de Teoría documental para adelantar un trabajo para Producción ejecutiva, que para variar, hacia a última hora. Fue también absolutamente necesario que se le olvidara la bufanda encima del sillón y que tuviera que devolverse a buscarla. Todo y no solo ese día, todo estaba perfectamente alineado, todo estaba en perfecto timing para que su mirada se encontrara con la de él cruzando la calle Redentor.

Desde el encuentro pasaron semanas sin toparse. Todos los días ella llegaba con la expectativa de verlo, como muchas otras mañanas en las que se te topó con él, pero lamentablemente todas esas ilusiones eran masacradas día tras día.

(…)

Hasta que finalmente una fría mañana lo vio. El esperaba de pie en un paradero que, inusualmente, se encontraba desierto. Increíblemente se vía más guapo de lo que ella podía recordar, su presencia iluminaba la mañana nublada. Era el momento perfecto, nuevamente la vida le había preparado todo.

Estaba decidida a hablarle, sabía que no tenía mucho tiempo, que solo poseía un par de minutos antes que él se fuera y siguiera su camino, lo sabía pero al parecer su determinación no era tan grande como su inseguridad y el miedo al rechazo. ¿Cómo le hablaría? ¿De qué le hablaría? miles de historias se le pasaron por la mente ¿si le hablaba de algo casual como el clima? O si le decía, como lo vio una vez en un video, que cuando lo vio encontró su presencia tan magnífica que tuvo que acercarse a hablarle…

Se acercó muerta de miedo su corazón no cabía dentro de su pecho, latía como loco endemoniado, le dolía el estomago y sus rodillas temblaban. Tanto pensó que decirle al acercarse pero no hubo tiempo para decir algo. Él se dio cuenta de su presencia, la observó con suavidad y sonrió. Lo sabían, sin nunca antes hablarse, lo sabían. Sabían que estaban predestinados a enamorarse, a estar para siempre el uno con el otro, a abrazarse, a crecer juntos. Se abrazaron, era el más tierno y perfecto abrazo, él pasó sus brazos bajo los de ella, rodeándola por la cintura y ella… ella despertó de aquella fantasía solo para darse cuenta que él ya no se encontraba esperando, se levantó desesperada y miro a su alrededor, él aburrido de esperar iba caminando hacia la esquina.
Pero no estaba preparada para ver lo que le esperaba.

Si ella le hubiese hablado, no tendría que haberse encontrado con aquella escena, nada habría pasado. Ya no importaba el rechazo, no importaba la vergüenza ni las inseguridades. Ella tuvo el poder de cambiar los hechos, ella pudo haber echo algo y no lo hizo.
Solo un par de segundos más habrían evitado que él se viese envuelto en aquella tragedia provocada por un conductor imprudente.

Ella vive y observa el cuerpo de él postrado.

Ella podría haberlo evitado y no lo hizo.

———————————————————————–

Ojala les guste, le puse bueno (primera vez que dedico tanto tiempo a escribir algo), le cambié muchas cosas, muchas veces y no sé. Aún siento que le falta algo, pero al menos estoy feliz de haber podido plasmar una idea que tenía dándome vueltas en la cabeza hace ya casi 8 meses y que aún no lograba poder escribir.

los dos principios

No puedo hilar ideas, es tanto el sueño que me abraza en este momento, tanto como esa incapacidad de quedarme dormida pues simplemente no puedo sacar ideas de mi cabeza.
Te veo, estas agitado, tienes el rostro enrojecido por el esfuerzo que has echo, gotas de lluvia adornan tus mejillas, tu respiración es agitada y el aire caliente que sale de tu boca contrasta con el húmedo aire de este invierno. Cuando pienso en invierno, pienso en ti. En esa imagen.
Corriste tras de mi.
Pero no para decirme que me quedara, no corriste para atraparme entre tus brazos, no apoyé mi cabeza en tu pecho, no sentí el calor de tu cuerpo, corriste tras de mi para decir que yo tenía razón, que era mejor así y que este era el adiós.
Desee estar equivocada, desee no haber dicho nada, por primera vez haber pensando en las consecuencias y no haber actuado impulsivamente. Aún así no me arrepiento.
Al menos dí un paso más en esta pequeña vida.

No se puede dejar de avanzar, NUNCA.

Somos pequeños instantes en la vida de las personas, somos pequeñas historias, olvidados recuerdos, los poros del cuerpo de la existencia, pero somos y eso es lo importante.

explotar

algo sucede que se cortan los circuitos del infinito y ya no circula la energía tanto como debería ser entre extremo y extremo y solo se va
se va
arrastrando
entre el cinturón
y su cabeza que es el positivo
y su oreja que es el negativo
de sopetón toda la energía
que lástima.
se ahorca para verse más estilizado
porque ya no aguanta la poca paciencia que le tiene el mundo, que le dice que hacer, que usar, que comprar, que comer y después se queja el mundo, de lo que hace, de lo que usa de lo que compra de lo que come y le dice que está gordo el círculo y este se aprieta y se ahoga y le duele y le presiona y tiene cintura en donde se atragantan los pensamientos y los sentimientos y vuelven de un lado a otro y se van.
se van.

————

el otro día pasé por fuera de una librería, en sus repisas se encontraba un libro de portada roja y con grandes letras blancas que decía así: ‘COMO VOLVER LOCO A SU HOMBRE EN LA CAMA’. No pude evitar imaginarme a un hombre amarrado a la cama y a una mujer, de pie, arriba de la cama, el hombre en el medio y ella agarrando con su mano izquierda a un gato por el cuello y en su mano derecha un cuchillo.
Tengo demasiado nítida en la memoria el rostro de la mujer, intentando volver loco a su hombre.

————

a veces ni yo entiendo el por qué del por que del porque estoy aquí, a esta hora, haciendo esto.

————

tengo más inseguridades que sobrenombres.

————

hay algo que me impide expresarme libremente y no sé lo que es. Quizás soy yo.
por otro lado creo que
por este lado no creo
nada que más podría ser

solo quiero extender mis alas y decir ‘tu – cú’
diezmilveces más

entregarme al mundo (por primera vez) está vez completamente
sin miedo
entregarse es dificil
yo lo creía
que lo estaba
haciendo
y no.
ají
porotos
pimienta

no hay nada más que me revienta
que tu me saques de quicio
me saques
de la órbita
de mi movimiento de rotación
traslacionando a migo misma

.

(punto)

,

(coma)

al comida mala que hice hoy día.

(punto)

[ELLA tomo su brazo y lo puso frente a su cara] fin.