RE- conocerse plantearse encontrarse

Es en esta oscuridad en donde todos los mounstros salen a relucir. Se escapan de mi boca y danzan a mi alrededor, puedo ver su luz interior y sigo con mi vista el camino que recorren. Suben, bajan, bailan, vuelan por sobre mi cabeza, se arrastran por mis pies. Los hay más grandes y diminutos, pero en general son pequeños en comparación a la imagen de mounstro que uno tiene en la cabeza. La mayoría son muy hermosos, de diversos colores, luces interiores. Quizás no son de muchos colores, pero da esa impresión, quizás solo reflejan la luz que proyectan y entre tantas luces parece atardecer de cielo.
De sus ojos, salen historias pasadas y todos mis medios. Mis más grandes miedos.
Los que vuelan de sus alas sale música, los que caminan con sus patas delanteras percusionan, los que nadan cantan y los que reptan emiten un sonido parecido a las flautas.
¡Qué maravilloso espectáculo! Dirían hasta los críticos más ácidos de la televisión y revistas.
Pero, ¿Qué tan maravilloso puede ser ver frente a ti todo a lo que alguna vez temiste?
Observar aquello y replantearte tu vida.
Primero, porque no es normal ser espectador de un carnaval de criaturas inexistentes.
Segundo, para que la próxima vez que me tope en una situación parecida a la que proyectan los ojos de cada mounstro, logre atravesarlas sin miedo.
Cierro la boca y poco a poco el aire que salía de mi interior y que le daba vida a las pequeñas criaturas comienza a agotarse.
Se extingue la música solo para dar paso a la desaparición paulatina de cada una de las criaturas. Al unísono cierran sus ojos y se apagan las películas de mi vida
Vuelve la oscuridad.
Aparece el silencio, a penas escucho al viento o los árboles, cesa todo movimiento y me cuestiono el estar. Simplemente el estar. Ya no me importa quien soy, lo que deseo o a quien quiero. No me interesa cuántos adjetivos me hayan dado pues hace tiempo que deje de ser.
Ahora yo cierro los ojos para lograr sentirme, no como alguien diferente, si no como alguien consumida por lo que me rodea. Evitar la cárcel de mi cuerpo. Dejarme liberar. Ya no hay barreras entre yo, sea lo que sea que soy, y lo otro, sea lo que sea lo otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s