Correlécorrelé correlá

¡qué terrible es cuando la vida te sonríe bajo el velo de las expectativas!
¡qué difícil es ver la luz de tu alma que se cuela entre tus pestañas cuando cubres tu rostro en amargura!
Son tanto los momentos y son tan pocas las veces en que disfrutamos los momentos. ¿Cómo sacas una sonrisa de un llanto? ¿Una buena acción del corazón muerto en egoísmo?
Tal vez por aquella sonrisa que vale la pena está la clave o cerca del azul de los ojos o de los abrazos también.
Corre que te pilla la vara que tu mismo un día colocaste.
Corre que te pilla la vara que nunca alcanzaste.
Corre.
Corre.
Corre que te corre.
Arranca que la vida es ahora y no hay tiempo para decepcionarse, así que no hagas planes y camina en línea recta, sin esperar nada para que la vida te sorprenda.
Y si no puedes arrancar y te paso una escopeta pa’ que mates tus ilusiones y aplastes las decepciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s