arriba del cerro

“Estar en la cima de la montaña” Hay teni’o esa sensación alguna vez?
A mi me pasó hoy, sentir que estaba arriba del cerro y que miraba así como pa’ abajo, miraba y me veía a mi y a todo lo que me llevó hasta arriba. Todo esto es una analogía po’ weón, si que estemos actually en un cerro no… ehm.. puta me entendis o no?
– No
– Pucha, a ver…
….

– Tengo un pito, queri?
– Ya dale. ¿Te acordai como nos conocimos?
– En una micro, te quedaste dormida encima mío y ahí algo pasó, no sé te pegaste como una lapa y puta te tuve que aguantar.
– MUAHAHA HA – HA – HA – HA AWEONAO GRANDE QUE SALISTE. Nos hicimos amigos porque te paterearon.
– Pfff, esa maraca, me cagó wn, me cagó… con un compañero MÍO, que YO le presente..
– Ya po’ entonces es eso; arriba de la montaña, observando el como nos conocimos. El que yo haya decidido estudiar Literatura, el que tu hayas decidido estudiar Historia, el que hayas tenido un amigo tan conchasumadre y una polola tan puta, el que hayamos tomado esa micro, el timing perfecto… Nos sentamos juntos por algo. ¿Alguna vez te dije que ese día otro viejo se había sentado al la’o mío? Se sentó como dos minutos y se fue. No lo alcancé a mirar y no entiendo porque hizo eso. Y después llegaste tú.
Me acuerdo de tu olor, era bacán, ahí me hice la dormida solo pa’ apoyar mi cabeza en tu hombro, como pa olerte de serca.. igual cuático.
– El terrible fetiche po’ weona loca, nunca me habiai contado… así que soy olorocito, bacán. Pa’ la otra le pongo el sobaco en la cara a una mina a ver si la conquisto.
– Muahaha, imbécil, por eso te quiero, me hacis reir.
– Ya ponte mejor acá pa’ que me tapis el viento ¿O queri que la hierba se vuele?, ya po’, ponte.
Me acuerdo que no te hiciste la dormida. Si pegaste un salto y me despertaste, nos miramos al mismo tiempo, con la misma velocidad. Es cuático que después de 5 años me acuerde perfecto de ese instante. Nos miramos muy lentamente, fue como mirarse a un espejo, levantamos la mirada, dos segundos de mirada fija a los ojos y después volvimos rápidamente a nuestros lugares.
– Un segundo después nos miramos de nuevo porque andabamos con la misma polera.
– Black Flag
– Lagwagon
– Filo, era negra y chao.
– Y ahí nos pusimos a conversar como caga’os de la cabeza. Teníamos muchos amigos en común. Caleta, fue bacán.
– ¿Pero te dai cuenta? Todo lo que tuvo que pasar para que nos conocieramos. O sea, todo lo que tuvimos que vivir para al fin conocernos. Me acuerdo que me tiraste todo el rollo con tu mina y por eso altiro se dió una atmósfera de confianza. Me gustaría agradecerle a toda la gente que conocí que me llevó a ser quien soy, que me llevó a conocerte, que me llevó hasta este cerro, hacia este pito… jajajajaja…
– Me acordé cuando vi a una persona media muerta.
– ¿Cómo?
– En el metro había una señora, con toda la cabeza ensangrentada, la cabeza, la cara, los brazos, el cuerpo. Estaba en silla de ruedas y la llevaba un paramedico que gritaba ¡NO NECESITO DE SU AYUDA!, le gritaba a un guardia del metro, que estaba como hace dos horas intentando llevarse a la señora y no podía po’, porque como que no lo pescaban.
A mi me dieron ganas de decirle al caballero “Ud no necesitará la ayuda, pero la señora sí, ¿Cómo tan egoísta? ¿Tan orgulloso?, llevese a la señora luego no más, si pa’ eso está ud aquí, no pa’ que la gente lo tape de flores y lo llene de atención ¿Quiere aplausos por su buen actuar? ¿Ah?”. Pero no le dije nada po’.
En volá la señora ya está muerta, nunca llegó al hospital porque el paramedico culiao se quedó peliando con el guardia del metro, quizás yo era el salvador de la señora… y me quede callado. En silencio. Profundo silencio.
– Ya si no es pa’ tanto po’…
– Te imaginai que ese hecho era EL HECHO, el que iba a cambiar mi vida… y no lo hice po’.
– Filo, si ya pasó ya po’. La mano ahora es disfrutar y agradecer lo que se vive po’, valorarlo, valorar lo que nunca se valoró.
– Bailemos mejor. Hay que aprovechar que el viento anda ruidoso y parece que anduviera cantando.

Anuncios

2 pensamientos en “arriba del cerro

  1. Como que lo leí y me dio un ataque de esquizofrenia, hay de todo y de nada, es muy cuático pero en realidad está muy piola, no podía terminar de leerlo pero al final me dio paja, era una misma persona cierto, no espera eran 2 , no eran 4, pero nunca hubo viento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s