me gusta más el pan con palta en la mano que cien volando

Levantarse a tiempo está pasado de moda, es por eso que cuando veo la hora salgo corriendo y sin zapatos, no porque se me hayan olvidado si no porque ellos calzan justo con tu recuerdo. Camino descalza por la ciudad, recorriendo los mismo lugares que un día junto a ti caminé, recordando cuando me llevabas de la mano (era de noche, hacía frío y comíamos sopaipillas) nos miramos a los ojos y por un segundo sentí una conexión contigo, con tu pasado y tu futuro. Me acobardé.
Si solo hubiese sido una conexión contigo se entiende.
Si solo hubiese sido una conexión con tu pasado, amores en otra vida tuve miles…
¿Pero tu futuro?
Sentí miedo, solté tu mano y te lo dije:
– Te tengo miedo.
Pero tu malentendiste todo y seguiste jugando, revoloteando a mi alrededor como si te hubiera contado un chiste.

Cuando dije que te tenía miedo no me refería a temer por lo que me pudieras hacer, temía por lo que pudieras hacerme sentir.

Ese día cuatro personas me preguntaron si estaban en el lugar correcto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s