contradicción

es mirarse directamente a los ojos y sinceramente decir todo lo que pasa, mirar fijamente nuestro reflejo en la pupila que vemos en el espejo, es liberarse de todo el peso que cargamos para no cansarse tanto al caminar…

Mirar a un desconocido directamente a los ojos deseando, esperando, pensando, que hubo una conexión, una chispa, un algo… algo que llene el vacío que se siente; la inmensa necesidad de querer llenar los vacíos, de tener a alguien que brinde calor. Ahora. Ahora que tengo frío y estoy tiritando: un abrazo.
Es la imbecil necesidad de darle a alguien todo lo que tengo aquí. En mis manos.
Al ya haber dejado de lado las malas experiencias, la represión de sentimientos, el miedo y la inseguridad. Al haber construido una casa con mis sentimientos y con una puerta y todo, y no tener a nadie para darle la llave de.
Es el querer darle a alguien el sueño de la casa propia.
Saber que los cimientos fueron construidos más en pensamientos que en hechos.
Pocos los hechos. Pocos. Pocos, pero hermosos.
Tal vez no se pueda vivir cosas tan lindas todos los días, tal vez fueron lindas gracias a influencias externas, como si todo lo vivido fuera solo una mentira más que no depende de nosotros.
Como todo.
Pues es triste ser un azor y no poder volar. Fueran afilados cuchillos el aire que impulso con mis alas, cuchillos que dañan a los que se encuentran a mi alrededor o, mejor dicho, encima mío.
Debo volar a escondidas. Detrás de murallas que me separan del resto y a veces hasta de mi. Me impiden ver las circunstancias desde otra perspectiva, de lejos, desde fuera. Critico, y fuerte digo lo que pienso y he ahí los cuchillos más certeros, los que dan justo en el blanco, pero son cuchillos lanzados con la mano, con el ala, porque no puedo volar.
Círculo vicioso.
Destructivo.
Y yo?
Me siento estancada.
Por la flojera. Por el cansancio de flojear.
Cada día me cuesta más despertar y no entiendo el por que. ¿Será que no quiero despertar? ¿Son acaso mis sueños tan bonitos? … Como si ellos no me traicionaran, como si no reviviera una y otra vez, la primera vez que la ironía me jugó tan mala pasada…
¿Será que voy por mal camino o simplemente no está pavimentado y son las piedras las que me molestan para avanzar?
O me falta la abuelita que me diga ‘vas bien, lo haces bien ¡viva! ¡bravo!’….
Yo creo que la mayoría de las personas dan por sentado que es uno el que se debe decir todas esas cosas. Lo ven a uno bien parado, recto, vista al frente, pechito inflado, orgulloso y juran que no es una pantalla… que todo esta bien y que uno no posee ni una inseguridad guardada en el zapato. Risa no es sinónimo de alegría, es más, me atrevo a decir que muchas veces risa es el sinónimo de una pena encubierta.

es tan dificil hablarse sinceramente.
respirar profundo, cerrar los ojos, poner la mente en blanco, reposar…

Anuncios

2 pensamientos en “contradicción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s