La luna sabe

Recuerdo una vez… ambos acostados y yo llorando, no sé si te distes cuenta.. tenía pena, mucha. Pena disfrazada en un mal dolor de cabeza.
Ahora recuerdo y me alegro, me alegra haber estado ahi, contigo, que tu estuvieras ahí para mi, mientras escondida lloraba apoyada en ti.
A veces es bueno tener a alguien así. Con o sin la incertidumbre de saber que siempre estará por más lejos que este.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s