Megamix

Y me despertarías todas las mañanas tocando guitarra una música algo lentita, despacita, como la voz de Drexler o la resonancia de Nano Stern.
Iríamos a todos lados caminando, observando el comportamiento de la fauna santiaguina, quizás riéndonos de lo absurdos que parecen ser. También podríamos ir en bicicleta cuando las distancias sean demasiado largas.
En la tarde caminaríamos por parques y plazas (con pastito) y nos acostaríamos bajo la sombra de un árbol, escucharíamos música de tu ipod y bacilaríamos entre sueños. Mucho cariño entre cada canción, mucho, mucho, mucho. O iríamos a alguna tocata y si no hay tocatas agendas iríamos a aquella esquina cerca del metro U. Católica a escuchar tocar a los músicos callejeros y bailaríamos, como unos tontos, como los locos que somos.
De vuelta miraríamos el cielo peliando por quien ve la primera estrella, que no es estrella, pero que no importa lo que sea porque igual peliariamos para poder pedirle un deseo. Y cuando haya luna llena la miraríamos obnubilados en su belleza
De once comeríamos pan tostado con mantequilla cortado en octavos y tomaríamos leche con plátano.
En la noche sacaríamos el colchón de abajo de mi cama, nos recostaríamos ahí y veríamos videos o películas de terror de cine B, como unos estúpidos nos reiríamos de los efectos especiales (aunque admito que igual tendría miedo).
Me abrazarías y ahí nos quedaríamos dormidos. En nuestros sueños haríamos el amor, entre sueños haríamos el amor.
Y me despertarías todas las mañanas tocando guitarra…

Anuncios

Un pensamiento en “Megamix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s