Conociendo mi suerte, sé que nunca te volveré a ver

Hoy mentí.
No.
O sea, sí.
Pero por tu bien, no fue una decisión egoísta-cobarde que toma uno como si fuera el camino más fácil, fue una decisión difícil. Según yo. Según como yo veo las cosas… porque pienso en el futuro y, simplemente no quería que pasaras por lo que había pasado yo, pues fue complicado e incómodo para mi darme cuenta como eran las cosas, fue extraño porque pude haber escapado de eso y no lo hice. Yo recibí su carta, la recibí, leí de quien era y a quien se dirigía. La abrí. Pude haberlo evitado, lo sabía, lo sabía y no lo hice.
Entonces cuando tú llegaste e insinuaste que sabías, no te lo pude negar, no pude, pero omití. Omití los detalles más repugnantes solo para que no te asustaras y no sintieras el mismo dolor en el pecho y las mismas nauseas que yo sentí al leer esa carta y enterarme.. enterarme de cada detalle…
No hubo necesidad de pedir que te fueras.
Ni siquiera alcancé a decirte lo que bajo 7 llaves había guardado.
Te fuiste y detrás de ti cerré la puerta con llave.
Yo misma acabé con mis esperanzas y miedos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s