(a)mar

Me gusta el mar. Me relaja. Me gusta ir todos los Martes a verlo, y es como si Lunes, Amartes, Miércoles, Jueves, Viernes. Me acuesto en la arena haga frío, calor, llueva, truene, da lo mismo. Yo me acuesto en la arena.
Disfruto.
Veo el atardecer, el sol cae frente a mi y me siento poderoso, como si en realidad me estuviera haciendo una reverencia. A mi, al rey del mar, el que lo visita cada martes. Sé que me extrañara cuando me vaya, me vaya de este mundo, nunca estaré lejos del mar, nunca.
Y si me voy a vivir a una montaña, el mar estará en mi corazón y lo viviré y cada martes me sentaré a observar el río que baja hacia el mar, mandándole mis miradas, mi veneración, mi amor que luego la lluvia me devuelve con cada gota que golpea mi rostro.
Hoy es Martes y observo el mar.
Hoy yo y el mar somos uno.
Lo que antes nos unía ya no es nada, permutó, cambió, mejoró, en otra, en algo más trascendental.
Hoy soy el mar.
Un amartes amando el mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s