‘GOLPEBAJO

Y la pena llegó, de la nada. Como un balde de agua fría, como en las películas ochenteras de niños rudos, soy el profesor reemplazante entrando a la sala. Y cae, sobre mi cabeza… el balde… bal-de. FRIO.

¿Era tu intención pegarme? FUERTE, un  golpe bajo, bien bajo. En mis raíces.
Es que… Pensé en ti, ¿Sabes?
En ti, en ti, en ti, en ti, en ti, en ti.
Yo pensaba que teníamos algo especial.
Bueno
__________________________no;
________________________________NO, nunca pa’ tanto.
Pero algo hay, había, es… ?
¿No?
Estoy exagerando, pero estoy empapada y corre mucho viento y te dije, te dije, “déjame entrar” y cerraste la puerta, fuerte. FUERTE, como el golpe del balde en mi cabeza, en mi hombro, en mi cuello, mi estómago.
Me siento mal.
Y sin saberlo.
Solo empeoraste las cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s