Todos pagan.

Tengo la suerte que para Santiago haya tanta vehículo loco en el cual puedo viajar: colectivos, metros y micros. Suelo tomar colectivo solo cuando estoy en extremo atrasada, porque me deja a un paso de mi Universidad.
Pero a veces la gente no es buena y toda esa gente, LO PAGA.
Yo tranquilamente me iba a subir al colectivo cuando el señor que se encontraba en la puerta por la cual yo me iba a subir, la cierra en mi cara y hace señas de ‘date la vuelta’.
El lo pagó….
Estábamos sólo él y yo, el pide bajarse y el colectivero le dice que se baje por mi lado, yo lo miro con cara de ‘Date la vuelta po’, él baja la mirada y comiéndose el orgullo me pide permiso. No hay nada más satisfactorio que ver a alguien tragarse su orgullo.
Otro día, otro viejo, y la misma cuestión. Hace como que me cierra la puerta, luego la abre (porque yo lo miré terrible feo) se baja y me dice que me ponga al medio. A mi no me molesta ir al medio porque soy chiquitita e incluso se lo iba a ofrecer, pero no si me cierra la puerta en la cara.
Resulta que el viejo se tenía que bajar no sé donde, lo dijo cuando recién nos subimos y cuando pasamos por ahí al colectivero se le olvido y lo dejó como a 3 cuadras de ahí.
TODOS PAGAN, así que cuidado con el Karma….

Anuncios

3 pensamientos en “Todos pagan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s