La triste historia de amor entre El y Ella en las remotas islas de Y y Z

Erase una vez hace mucho, mucho tiempo en una remota isla cerca de un continente muy, muy lejano se encontraba una pareja de enamorados, contemporáneos a Romeo y Julieta. Ellos no provenían de familias enemistadas, pero sí se les hacía muy difícil verse, ya que Ella debía de cumplir las típicas labores de una princesa. Pasaba horas y horas preparándose para lucir bella frente a su pueblo, tomaba clases de canto, artillería, piano, dibujo e incluso equitación ya que su padre, el rey de ‘Z’, se preocupaba mucho y quería que fuese auto-suficiente frente a cualquier eventualidad.
El era de un rango inferior, habría tenido que matar a más de 27 hombres si deseaba ser rey de ‘Y’ isla que quedaba a 3 semanas del querido hogar de su amada. El cada día trabajaba arduamente, en las tierras de su padre, junto a sus hermanos y no podía darse el lujo de visitar a Ella muy seguido.
Hasta que un día aburridos y cansado de la rutina de la distancia decidieron ir a visitar a una malvada pero asertiva bruja.
Ellos estaban seguros que les daría una solución a su problema y efectivamente así fue, la malvada pero asertiva bruja tenía una solicón pero para dárselas El tenía que hacer un sacrificio.
Como El amaba tanto a Ella estaba dispuesto a hacer cualquier sacrificio para estar con ella en forma permanente aunque implicara cometer las más heroícas y temerosas acciones. Así que acepto la condición. En ese instante la bruja dijo:

“Para estar con ella debes dejar de lado uno de tus 5 sentidos”

Una fría gota de sudor bajó por la frente de El y se deslizó hacia su barbilla por el lado izquierdo de su rostro. Se encontraba en uno de los momentos más difíciles de su vida, incluso más difícil que cuando tuvo que matar a su querida gallina “Alfonsa”, la más grande ponedora, titulo que mantuvo durante 5 años. Ni siquiera titubeó tanto cuando tuvo que comerse el tuto grande de Alfonsa.
El tenía que prescindir de uno de sus sentidos ¿Cuál sería?
El gusto no, porque entonces ¿Cómo podría saborear los deliciosos platos de comida que prepara su madre?
El olfato tampoco porque con el siente el olor de la fruta madura lista para ser cosechada.
La vista, la audición; definitivamente no podía dejar ni uno de lado ya que ellos le permiten comunicarse con los demás con normalidad.
Muchos pensaran que el tacto es el sentido menos importante, pero para El tocar es acordarse. Como cuando en casa de Ella tocó las cortinas de la pieza principal e inmediatamente fue transportado a la casa de su querida tía a la cual solían ir los calurosos días de verano.
No… definitivamente no podía dejar ni uno de sus cinco sentidos, pero.. si no renunciaba a uno de ellos no podría estar con su amada.

Aunque…

Su amada es una valorada princesa con muy poco tiempo para él y por más juntos que estuvieran ella tendría que atender asuntos más importantes. Ella no es par nada fea y de seguro tiene a muchos pretendientes, quizá de un rango mayor y nadie la asegura que Ella no está interesada en ellos. Además ¿Por qué era él el que tenía que sacrificarse y no ella? Ella también debería renunciar a algo.
Tanto pensó que se llenó de miedos, su inseguridad le jugó en contra y su egoísmo fue más fuerte.

El se negó a sacrificarse por su amada, no perdió ni uno de sus cinco sentidos pero sí perdió el sentido más importante… el que le permite amar. Y ese sentido se quedó ahí, en el corazón de su amada. Para siempre.
El podrá ver, sentir, escuchar, oler y saborear. Pero NUNCA más podrá amar.

———————————-

Ojala les guste, a parte de ‘Santiago Rodriguez’ es lo único que he escrito sabiendo como va a terminar. Original de un sábado 23, modificado un domingo 24 de enero de 2010.

Anuncios

Un pensamiento en “La triste historia de amor entre El y Ella en las remotas islas de Y y Z

  1. Me encantó!

    Desde la primera frase, esa de la comtenporaneidad, se robó mi atención y no me la devolvió hasta llegar al finalnotanfeliz.

    Está casi perfect, tiene unas pifias pequeñas por ahí, me refiero a cosas del tipo redacción.

    Me gustó mucho la idea del cuento. Te hizo bien la playa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s