Y como nunca y tal vez siempre

Sabré y buscaré los detalles haciendo que todo luzca especial.
Caminaré más despacio para ver si el tiempo corre más rápido.
¿Cuánto te demoras en arreglarte y estar lista para mí? Nunca, nunca estas lista. Porque nunca sabes lo que te esperará, sorpresas por doquier. De esas buenas sorpresas, de esas que esperas toda una vida. Y será como en la pelicula. Y tendremos un final feliz.

****************************************************

Yo soy la que viaja por otros mundos, yo soy la que pasa por Thanatos y con Cúpido alteramos tus humores. Yo soy la que intenta y no lo logra. Pero lo disfruto.
Por otros mundos voy, de otros mundos soy.
Antes que todo he de definir mundos porque yo voy a tu mundo, mi mundo, su mundo y cada uno tiene su mundo. Una persona nueva es un mundo nuevo, como he conocido nuevas personas, como he conocido tan sin conocerlas, tan solo con saber su nombre basta y sobra, porque cuando descubrimos otros planetas vamos y le chantamos un nombre y ahí está y luego de años nos damos cuenta de que no son planetas y vamos y nos olvidamos de él. ¡BUM CATAPLUM!
Y así bonito, puede que este un poco loca pero aún no he perdido el Norte, al polo sur me voy a ver osos polares porque tal vez ellos tambien tengan un mundo que compartir.
Y aqui voy, deseenme suerte.

++++++++++++++++++++++++++++++

Mi agonía

No puedo si no, aceptar, que la vida junto a mi es miserable. Miserable porque Dios (por lo poco que le importo) no quiso gastar más tiempo en pensar en un buen castigo. Pauperrimo. No me pudo conceder a una persona más completa, sin tantos defectos, siquiera con una pizca de carisma para que me acompañe en la eternidad.
Seguir viviendo así sería lo menos sano que podría hacer.
No estoy loco o quizas pienso que estoy en lo correcto cuando mi mundo esta completamente equivocado ¿vivo de cabeza? ¿tengo los pies buen puestos en la tierra? Tal vez por eso cada vez que me levanto amanecen hinchados.
Oigo voces dentro de mi que me indican que hacer, son mis propias voces, mis voces de cordura, mis psiquiatras, mis pastillas, mis vías de escape. He de escucharlas y seguirlas, como el que sigue los carteles cuando ocurre una catástrofe.
No, no estoy preparado, no tengo un plan B. Me dejaré llevar…

No hay primera sin segunda.

Fabio Rodriguez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s