Hiperbole

Lo que pasa es que nadie hama por amar, tú nunca has amado por amar.
El otro día ocurrió algo gracioso, le preste un lápiz a un amigo, el cual me había pedido que le grabara un CD, estuve toda la tarde rogando para que me llevara mi lápiz regalón. Extraordinariamente nunca me acorde de grabarle el CD.
¡Qué extraño el trabajar de la mente humana!
¿Por qué yo debo saber lo que me gusta de ti?
¿Acaso sé por qué prefiero el helado de vainilla al de chocolate?
Tú eres mi helado de vainilla y todos los otros son de chocolate.
A mi me gustas porque eres tú, porque tu nombre tiene una A, porque odias el verde al igual que yo, porque te gusta escuchar música antes de dormir…
Yo sé lo que a ti te gusta y me gusta que te guste. Amo lo que amas, no sé si me entiendes, tampoco me importa, ya estoy vieja y no estoy para perder el tiempo. Tómalo o déjalo. Si lo tomas asume las consecuencias.
Si no sientes lo mismo por mi tampoco importa, ya te dije, te amo a ti y lo que te gusta, basta que me mires para yo quedar encandilada conmigo.
Entre nosotros hay un canal de exageración.
Quizas no te amo, pero para qué negarme aun sentimiento tan hermoso, si he de sentir, sentiré como la gente, de la punta de mis pies hasta el ultimo de mis cabellos.
Insisto.

——————————–
Nada mejor que escribir para aprenderse las figuras literarias.

Anuncios

Un pensamiento en “Hiperbole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s