En honor a Lucila Godoy

Creo que estoy enamorado, tiene las pestañas largas, bien crespas y la mirada de muñeca. Es alta, aunque no lo necesita, porque aunque midiera 10 centimetros menos seguiría viendose igual, es que su sonrisa basta, quizas mide 10 centimetros menos de lo que yo recuerdo, pero su sonrisa, su mirada y toda su estetica hacen que se vea más alta como con más prestancia. Cada vez que ríe se le hacen unas margaritas, una a cada lado, bien marcadas. Me encantan sus margaritas.
Ella sabe que yo estoy enamorado de ella, lo sabe, al menos eso creo. Se lo he intentado de decir de todas las formas posibles, nunca directamente, es que creo que si se lo digo así se asustaría, creo que yo la intimido, quizás debería reírme más. Lo intentaré la próxima vez que la vea, seré más risueño. Quizás no. No quiero intentarlo, puede que salga una risa tan falsa o tan excesiva que le moleste o peor aun, que la aleje aun más de mí. ¿Es qué acaso ella esta lejos de mi? Nos hemos besado, si, como nos hemos besado, besos, besos, besos sin substancia. Quizás si estuviéramos en una relación más formal los besos cobrarían más importancia.
Relación, que difícil palabra, que complicado concepto. Yo no creo en las relaciones, no porque sea un resentido, para nada. Es solo que conversando con otros amigos hemos llegado a la conclusión de como te absorben las mujeres. Son tan sentimentales, uno no puede hacer algo sin que les moleste. Tanto tiempo gastas en ellas, dejándote de lado que olvidas quién eres, qué quieres y como lograrlo. Ya no evolucionas más y te quedas para siempre en el mismo tú. Yo soy el auto, ella me maneja, me estaciona y me deja ahí, por siempre de los siempres. Eso, para mí no sirve.
Pero sus pestañas, sus margaritas, su mirada, me hacen dudar, me hacen dudar sobre mis prejuicios y mis conceptos. Dios, estoy enamorado.
Quiero entablar conversaciones más profundas con ella, quizás pueda saber que opina ella sobre las relaciones. Sí, cuando la vea le preguntaré que opina, es esencial si queremos dar un paso adelante, tal vez ella sea la excepción y ella me haga evolucionar.
He de tener fe en el futuro y confiar en que ella me va a sorprender, más allá de sus pestañas, más allá de su mirada.

Anuncios

2 pensamientos en “En honor a Lucila Godoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s