Some other man

Y ahora tengo la oportunidad de arreglar las cosas, de decir lo que realmente siento, lo que me pasa. Es como esa vez, que imite a un personaje (no me acuerdo cual, no me acuerdo que dije) y mi interlocutor se sintió ofendido, y yo nunca le dije que estaba imitando a un personaje de caricaturas, nunca arregle mi error. Esa fue la última vez que hable con él.
Y en mi mente repaso las palabras una y otra vez. ¡Claro que sé lo que siento! Pero… ¿por qué tengo que decirlo? Cuesta… y hoy no quiero nada que me cueste. Silencio, puro silencio que en verdad no es silencio, soy yo que no me dejo hablar es que tanto tiempo aprendiendo a endurecer mi corazón para no sufrir para no ser tan débil, me han hecho ser incapaz de sentir, de saber lo que es bueno decir y lo que es malo. –casi siempre digo lo malo y no lo bueno- Y me digo, te juro que yo me digo “el tuvo la decencia de preguntarte, de pedir tú opinión” pero no puedo, a veces no puedo. Veo el tema y quiero salir arrancando y con todo y con todos es así “filo, si en verdad no importa” porque no quiero ahondar en el tema. Porque en verdad no importa ¿Ves? Porque se trata de mí y se trata de mis sentimientos y yo, insisto, no quiero decirte lo que siento. No lo entenderías, nunca entenderías lo que en verdad siento, lo que pienso, que ni yo me entiendo y si me entendieras, si alguien me diera la seguridad de que tu serias capaz de entenderme, sería tanto el miedo, el miedo a la burla a que te burles de mi que te rías en mi cara, que no te diría nada.
Y por eso las ganas de dormir para siempre, por eso la música tan fuerte porque no escucho lo que pienso. Al fin y al cabo esa es la santa verdad, es mi felicidad, omitir mis pensamientos, no escucharme hablar, no arrepentirme de lo que pude haber dicho y no dije porque simplemente nunca pensé, nunca quise, nunca, nunca, se me pasó por la mente, no lo pensé porque no puedo pensar. Que daría yo por no pensar. Que daría yo por tantas cosas por dejar de confiar en la gente, por retroceder… que qué hubiese pasado si hubiese dicho que no? No lo sé, sería totalmente infeliz y tú feliz, quizás, no sé.
Y aún así me preguntas como no odiarme… si yo sé lo que esta mal, lo sé, sé cuando tengo que decir las cosas, sé todo… y no lo hago…

Anuncios

5 pensamientos en “Some other man

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s