Ruinas de una ciudad

Siento un poco de frío, tengo los labios secos, la música me parece monótona; pero no quiero escuchar a los grillos.
La luna lo ilumina todo y no me deja observar las estrellas, a estas alturas de la vida ya no veo tan bien.
Tengo las piernas entumecidas y la lengua dormida. No sé donde estoy. Estoy sola… tengo miedo. En la soledad no sé que sentir, el exterior me envía señales que me indican como comportarme, estoy rodeada de nada.
La música me parece monótona pero yo no quiero tomar contacto con el exterior.
Tengo un poco de sueño, los labios secos, en la soledad de los grillos; pero no quiero escuchar a la luna, lo ilumina todo y no sé como comportarme.
El miedo en mí se encuentra dormido y no sé donde esta mi lengua.
Estoy sola… tengo un grillo que lo ilumina todo, de aquí puedo observar las estrellas y veo a una niña temblar, sus movimientos me parecen monótonos, creo que se encuentra dormida. Casi puedo oír sus labios, los tiene un poco secos al igual que su alma y su corazón.
Tengo las piernas en la luna y tiene un grillo en la lengua, esta rodeada de miedo y a esas alturas no quiere escuchar.
La luna no ilumina, siente miedo, quiere dormir, esta cansada de vivir, quiere un grillo, sentir su lengua, sus labios y sus pensamientos.
Esta aburrida de ver la luna grillar de sus piernas bailar de su estrellas bailar.
Su hoja esta rasgada, su mente un poco enferma, la música monótona, el auto más ruidoso, comienza a temblar, un terremoto, un terremoto en su interior, las luces, la luna, la vida, el ello.
Quiere ver la luna cantar.
Quiere ver sus piernas volar.
En su grillo pasear.
Luna, Gallo, pato, rana, azul, azul, azul, azul, azul , ella odia el azul con toda su alma, yo quiero vestirme de gala, ya no vale la pena, un gorrión paso por encima de mi cabeza, acaba, todo acaba, no quiero, si quiera, ella no puede parar.
La luna sonríe tristemente, el grillo para de aconsejar, las estrellas desaparecen… vuelve la música monótona.
Vuelve…
Sigue asustada, sigue en la oscuridad…
No siente nada… ella no siente y a mi me da pena.
Me aburro de observarla.

La luna ya no sonríe, el grillo muerto esta.

Anuncios

21 pensamientos en “Ruinas de una ciudad

  1. quiero ser el grillo, porque empieza con G,asi como mi amiga nueva, G de gata, o G de gorda, o de las 2, pucha todavia no lo sé.. pero de apoquito me gusta ir a mi, demás que en un tiempito mas me dirá cosas que nadie sabe.

    también soy el grillo porque estoy muerto
    te quiero mucho 🙂

  2. En realidad, sé que morirá. Pero nace otra.
    La última historia fue como un ser humano, cuando llegó, sabía que algún dia iba a terminar, y ese día llegó sin más hoy.
    Tenía que escribir la última historia, pero no; no me gustan las despedidas…

    :* ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s