….

– Eres un maldito ser egoísta.
Y H cerró se encerró en su pieza y se sentó en el suelo y ahí se quedó, abrazada a sus rodillas.

– En estos momentos no eres tú.
– No, no soy yo… soy más bien…
– Tú no serías capaz de decirle algo así a alguien, de enfrentarlo, decir lo que realmente piensas y sientes. Tú no eres capaz.
– No, no lo soy.
– …
– Entonces por que lo hice?
– Tú no lo hiciste, yo lo hice.

H se levantó y puso música. Le subió el volumen, más, más… llegó hasta el máximo. H se sentó y solo sintió el ruido de la música, por un momento se olvidó de sus pensamientos.

Anuncios

“SLNS”

El año pasado por estas misma fechas mi querido hermano nos dió a todos un gran regalo de navidad que deleito a nuestros gastados ojos, cansados de ver siempre la misma basura.
Ahora y por sugerencia de él (aunque yo lo había pensado antes) subo el siguiente dibujo, que, no está hecho en paint y no quedó tan hermoso como el de mi hermano, pero va con mucho amor.

Espero que todos hayan pasado una linda navidad.

navidenoespirit

y n qr ms

Me hundo lentamente, me hundo yo misma… quiero ir a un lugar en donde no existan los espejos, me confunden.
Y sigo escuchando esa puta canción que sé que me da pena, pero que igual me gusta, me recuerda esos días, esos días de ausencia. Y cada vez estoy más cerca de mí y me desespero. Siento mi respiración y ya no puedo más.
Me hundo, cada vez me hundo más por tantas estupideces, por todo, porque todo lo que quiero nunca lo obtengo, porque no sé luchar, no me tengo fe, nada, nada de nada, en estos precisos momentos necesito de alguien que me de esperanza pero yo aleje todo, aleje a todos justo para que en estos precisos momentos no me ayuden, porque me gusta hundirme, desesperarme en mí.
Sé que debo portarme bien, porque tengo un plan y lo quiero cumplir, porque no me tengo que hechar a morir. Vamos Camila cabeza en alto, mirada al frente, fuerte, que se pueden vencer todos los obstaculos.
De verdad que ya no sé que hacer conmigo, siempre me pongo así para fin de año, ahora más que nunca, porque no estoy conforme conmigo, nunca lo estaré, es como una enfermedad, no sé que me pasa, no sé, no sé… dios mio… tengo que dejar de autolamentarme y pensar en toda la demás gente que esta sufriendo.
Pero yo tambien sufro y no quiero, pero..
Olvidenlo, si al final ni tenía importancia.

142252021191 892021161991

Yo me sostengo, con la boca abierta
Todo tan distinto, delicado, elegante, de alta alcurnia
Se acercan lentamente hacia mí
Nunca había visto algo así
Me sacaron de mi inercia
En un principio no entendí cuando se abrió la ventana
Y siguieron entrando, más, más y más
Se acabó
Quisiera desaparecer y despertar en ese momento
Eso es todo lo que pido
Yo estaba cayendo en lo más bajo
A un segundo de golpear mi cabeza contra el suelo
Llegaste y me saludaste elegantemente

– ¡Hello Darling!

Por un segundo pensé que había vuelto a ese momento

El viaje acabó, pero lo divertido fue el camino
Prefiero pensar que fue el destino
Todo lo que ocurrió esa noche
La noche que lo cambió todo
Yo solo miraba, aún así no recuerdo todo
Si pudiera recordar me haría tan feliz
Tú me convidabas eso que nadie más tenía
Eso, tan inexistente
Nos convencimos de quedarnos para siempre
Pensábamos que iba a durar, el show, magnifico show

En silencio, directamente a los ojos, con la mano empuñada
Tengo el corazón rendido

No estaba dispuesta a perderme ni un segundo de aquella maravilla
Dormí

Al abrir los ojos ya todo estaba en su lugar

Robado de por ahí, ojala no me cobren derechos de autor. La clave esta en el titulo.

Some other man

Y ahora tengo la oportunidad de arreglar las cosas, de decir lo que realmente siento, lo que me pasa. Es como esa vez, que imite a un personaje (no me acuerdo cual, no me acuerdo que dije) y mi interlocutor se sintió ofendido, y yo nunca le dije que estaba imitando a un personaje de caricaturas, nunca arregle mi error. Esa fue la última vez que hable con él.
Y en mi mente repaso las palabras una y otra vez. ¡Claro que sé lo que siento! Pero… ¿por qué tengo que decirlo? Cuesta… y hoy no quiero nada que me cueste. Silencio, puro silencio que en verdad no es silencio, soy yo que no me dejo hablar es que tanto tiempo aprendiendo a endurecer mi corazón para no sufrir para no ser tan débil, me han hecho ser incapaz de sentir, de saber lo que es bueno decir y lo que es malo. –casi siempre digo lo malo y no lo bueno- Y me digo, te juro que yo me digo “el tuvo la decencia de preguntarte, de pedir tú opinión” pero no puedo, a veces no puedo. Veo el tema y quiero salir arrancando y con todo y con todos es así “filo, si en verdad no importa” porque no quiero ahondar en el tema. Porque en verdad no importa ¿Ves? Porque se trata de mí y se trata de mis sentimientos y yo, insisto, no quiero decirte lo que siento. No lo entenderías, nunca entenderías lo que en verdad siento, lo que pienso, que ni yo me entiendo y si me entendieras, si alguien me diera la seguridad de que tu serias capaz de entenderme, sería tanto el miedo, el miedo a la burla a que te burles de mi que te rías en mi cara, que no te diría nada.
Y por eso las ganas de dormir para siempre, por eso la música tan fuerte porque no escucho lo que pienso. Al fin y al cabo esa es la santa verdad, es mi felicidad, omitir mis pensamientos, no escucharme hablar, no arrepentirme de lo que pude haber dicho y no dije porque simplemente nunca pensé, nunca quise, nunca, nunca, se me pasó por la mente, no lo pensé porque no puedo pensar. Que daría yo por no pensar. Que daría yo por tantas cosas por dejar de confiar en la gente, por retroceder… que qué hubiese pasado si hubiese dicho que no? No lo sé, sería totalmente infeliz y tú feliz, quizás, no sé.
Y aún así me preguntas como no odiarme… si yo sé lo que esta mal, lo sé, sé cuando tengo que decir las cosas, sé todo… y no lo hago…

Patetica

Y en esos momentos no era yo la que estaba escuchando esa canción, era mi corazón… por eso tanta pena que me dio. Porque mi corazón recordaba, recordaba esos días de ausencia, de mi ausencia, de tu ausencia, de su ausencia, de la ausencia de todos. Ausencia. No había nada, no había nadie, el mundo estaba vacío, solo sonaba esa maldita cancioncilla que inundaba de pena nuestros corazones, nuestras almas. El alma de Camila se murió y su cuerpo quiso hacer lo mismo. Somos un rompecabezas. Reemplacemos las piezas.
Una niña juega con nuestras piezas, las mueve, las cambia de lugar, intenta encajar unas en donde no van.
– Ay niña! Ya deja de jugar, me estas lastimando.
La música sigue sonando. Tengo pena.
Sería tan fácil cambiar la canción, pero mis facultades mentales están dañadas de tanto show, tanta televisión, no puedo mover mis dedos, mis manos, amarré todo, amarré todo a una esquina, me amarré.
Sentada en una esquina… sola, en una esquina, sola y amarrada a una esquina.
NO ME QUIERO MOVER.
NO QUIERO MOVER NI UN CENTIMETRO MI CUERPO, NO QUIERO, NO QUIERO, NO QUIERO, NO QUIERO. Me basta, me basta con mis pensamientos…

Cállense, cállate por favor… por favor…
¿Para qué inventaron las armas nucleares?
Sí con las palabras basta y sobra, tus palabras me duelen, tan frías que me queman, hablar contigo es como abrazar a un iceberg estando uno completamente desnudo. Me pego a ti y por un momento somos uno los dos y me alejo de ti, y me duele… duele tanto…
Yo pensaba que mi pasión, el calor de mi corazón bastaba, bastaba para todo. Pero no. La niña sigue jugando con las piezas, las ordena, las desordena, un barullo, dos barullos, tres barullos, cuatro barullos.
Cinco.
Seis.
Ciete.
Beintiuno.

Soy el agua y ellos son un vaso, soy un agua en el vaso, soy un vaso medio vacío. Soy el agua, soy el vaso, soy vacío, soy ellos; Eres agua, son vaso, eres vacío, son medios.

Escuche una canción que me hizo recordar, que hizo que mi corazón recordase.

Ceci n’est pas une pipe

René Magritte nació un 21 de Noviembre de 1898 en Bélgica.  Su Padre Léopold Magritte era sastre y comerciante de tejidos, y su madre Adeline, modista. Adeline se suicido a la edad de 41 años, René y sus hermanos (era el mayor de tres) encontraron su cadáver, cubierto con un camisón mojado y roto.*

René, es pintor, mi pintor favorito.

Lo conocí leyendo el Reader’s Digest, el primero cuadro que vi de él fue “La condición humana, 1935”  No me acuerdo que pensé, quizás quede loca cuando me di cuenta de que el cuadro era la continuación del paisaje. Lo único que sé es que me capturó de inmediato.

Otro cuadro muy famoso es “La traición de las imágenes” (esto no es una pipa) ); Michel Foucalt nos dice de su del cuadro “paree ser una contradicción, pero es realmente la verdad: la pintura no es una pipa es la imagen de una pipa”

De sus cuadros Magritte dice: “No quiero hacer comprensible nada – soy de los la opinión de que ya hay bastantes cuadros que uno comprende con más o menos retraso (…) y ahora es bienvenida una pintura incomprensible. Llevar esa pintura lo más lejos posible, ése es mi empeño” 

¿Por qué resalte el hecho de que halla visto a su madre?

Los cuadros de Magritte son muy reconocibles por dos cosas: los sombreros de copa (así solia vestirse él) y sábanas que cubren partes del cuerpo.

 

“La condición humana”

“La traición de las imágenes”

“Los amantes”

Espero les guste su realismo mágico, en todo caso, si quieren saber más solo me piden mi librito de Magritte (cortesía de Diego).

 

 

 

 

 

*sacado de Magritte de Jacques Meuris.