Fantasmas (2007 – 2008)

Si todo se trata de metáforas.
Si yo digo que vomito, si yo hago a un personaje vomitar es porque ese personaje es feliz, porque vomitar es expulsar, expulsar algo malo, algo que daña tu interior. Vomito su infelicidad.
Si yo hablo de que no quiero conejos, es por que no quiero zanahorias, las zanahorias son… es… algo que me da miedo, algo que conozco y me da miedo. Zanahorias por que antes no me gustaban y ahora sí, como quiero que suceda con estas zanahorias.
A veces escribo verdades entre fantasías como cuando digo “me tome una pastilla” quizás, si me la tome o quizás es solo la canción. Es para confundir.
Quiero saber si te importo, es solo eso, si me estas mirando a los ojos o si miras el fondo. Voy a dejar de escribir usando metáforas, voy a dejar de escribir usando una mascara. Voy a dejar de escribir.
O te alejas o te alejo o una nueva temporada de Alejo. La cosa es confundir, entre lo real y la fantasía. Ver hasta donde puedo llegar. No me gusta, no me conformo, no me gusta, no lo quiero más, quiero ser real. No me basta, no me basta con lo que quiero no basta no no no no no no no no no no no. Ser lineal. No más interrupciones, no más espacios inútiles, no más ni de mi ni de si ni de la ni de do, creo que estoy demasiado repetitiva.
(Entiéndeme, entiende que… me duele)
Que amargo será el viaje de bajada, no?
Olvidaste quien eres y me olvidaste a mí. Quizás me estoy adelantando mucho al final, quizás adelantamos mucho la película y lo mejor será retroceder ¿Pero retroceder a donde? ¿Retroceder a quién?
Solo estamos observando la película. Insisto, insisto. Por dios, ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Por qué?
Te dije, yo dije, “No veamos el final que nos amos a poner a llorar”.
Como un estropajo sucio, lleno de inseguridades camino por la calle (no quiero eso para mí)
Me miro al espejo y sé lo que siento (estas mintiendo)
Es la segunda parte, un adelanto de la continuación, un adelanto de lo que siento, un pedacito de mí, de mi alma, de mi corazón, de lo que veo de lo que siento de lo que soy.
A veces le digo a los demás lo que yo quiero escuchar, siempre dando consejos, dando ejemplos, que así doy los consejos yo. Siempre con un ejemplo, didáctica, lúdica.
Si me miras y no te ves a ti, me duele, me duele mucho.
Sé que en algún momento cuando se entrecruzan nuestras miradas yo soy tú y tu eres yo. Porque eres importante para mi, demasiado, no te imaginas, no lo dimensionas. Siempre cierro los ojos en esa parte, me gusta imaginar como cierro mis oídos.

(¿qué?)
Basta de preguntas
Por favor.
No preguntes más, no sé la respuesta.
(¿Por qué?)
Recuerda quien soy.

Todo esto es solo un collage de ideas, frases demasiado grandes para poner en el subnick de msn. Muy cortas para escribir cada una en el blog.
Ya no quiero escribir más, quiero dibujar, pero no tengo programa para dibujar.
Ya no quiero escribir más, pero aquí me ven escribiendo
Las moscas me observan escribir sin parar, nunca me han visto dibujar y no sé quejan
He escrito de tantas cosas de las instrucciones, de las palabras, de procastinadores, de hombres, de parejas, de vomito… de todo
Pero no quiero escribir más las palabras que yo plasme en este blanco papel se vuelven contra mi y yo solo quiero volver a mi niñez dibujando conejos gigantes
Y no puedo dibujar.
Por más que siga las instrucciones nada me logra salir bien, eso es porque me olvido de escuchar mi voz interior, me olvido de mi espontaneidad, de lo bien que salen las cosas a la manera de uno.
Tal vez por eso uno no trae instrucciones al nacer.
Para recordarles a los demás que actuar diferente frente a uno esta bien, no todos deben saber que nos molesta o que nos gusta.
El olor, se sentía… lo podía sentir a una cuadra de distancia, tan putrefacto, tan asqueroso.
Seguía vomitando… cuando de repente, entre ese liquido verdoso-amarillento se ve un feto…
Y justo en el instante que el feto toca el suelo.
Ella se desvanece, se vuelve un líquido, en el mismo liquido verdoso-amarillento que vomito, y se mezcla con él
La gente se olvida de la importancia que tienen las palabras. Y yo quiero ser un cronopio y yo quiero volar.
Calla que tus palabras se convierten en poderosas dagas que se entierran lenta y dolorosamente en mí. Cállate. No dejas que me concentre.
Es todo una metáfora, todo, todo todo todo.
Olvídalo.
Ya no tiene importancia, solo impotencia, irrealismo, inutilismo, ipopotaísmo.
Es un asunto de asuntos. Ah! Que astuto.
Se le reventó el globo y yo reí, hoy recibo el castigo karmatico.

Anuncios

2 pensamientos en “Fantasmas (2007 – 2008)

  1. Lo leí entero.
    Hacías alusión a otra entrada, cuando el tiempo nos olvide. Jamás nos olvidó…
    Quizás me olvidé de ti, pero tú te olvidas de nosotros. Te comento justo donde no debería, pero lo unico q escribes con respecto a mi ultimamente son atados y es como na que ver hablarlos publicamente. Aunque nunca me los dices directamente, sino que dejas escrito en tu nick el link a lo q quieres decirme.
    Quizás el perro ya viene de vuelta…y no nos dimos cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s