Solo sé, que por hoy si sé.

Simplemente podría haber dicho que no, me hubiese perdido una buena película, un aun mejor abrazo familiar, una entrada para mi blog, hubiese hecho los 40 dibujos que tengo que hacer y así no tendría que faltar al colegio, tendría menos tiempo para hablar con un silly del futuro. Pero dije que sí. Vi la película, estoy escribiendo para mi blogcito, me dieron un abrazo, no hice los 40 dibujos, faltare mañana al colegio y tendré mucho más tiempo para hablar con un silly del futuro.
Al fin y al cabo no importa que decisiones tome, mientras disfrute todo lo que sucede a mi alrededor, el sonido de las teclas, el desorden que me rodea, las canciones de Sean Lennon.
Es que de eso se trata la vida, mañana…mañana… no sé que sucederá mañana, solo espero que sea un día ultramega aburrido y que no me pierda mucho. No puedo tomar vacaciones eternas pero, ¿acaso no es justo? Después de vomitar en todos los paraderos de Buin creo que lo mejor es quedarse en casa tomando una sopita y no comida chatarra del negocio del colegio.
Estoy cambiando y eso me asusta, yo nunca tengo las cosas tan claras!! Yo no soy así! ¿Qué me esta pasando? Yo nunca sé nada y ahora tengo todo mi futuro claro, paso a paso, claro… con futuro me refiero a mañana y solo hasta las 12am.
PD: Santiago en 100 palabras terminó el 7 de septiembre, cagué, será para el proximo año.

Con microscopio en mano.

El dinosaurio

“Cuando despertó, el dinosaurio todavía seguía allí”

Eso, damas y caballeros, es un microrelato. Deja mucho para la imaginación… ¿Qué habrá querido decir con eso? ¿Qué se imaginan Uds.?
Mil historias pueden salir de ahí, es más, si buscan en google (en cualquier otro buscador, whatever) encuentran miles de historias y muy buenas!
Hablando de microcuentos…quiero escribir para [redoble de tambores] ¡¡santiagoen100palabras!!! Y ya tengo un cuentecillo en mi cabeza pero no sé como que no estoy segura, en todo caso voy a subirlo lueguito solo tengo que pulirlo y chaná.
Pero volvamos a lo que realmente interesa nuestro querido y adorado sr. Dinosaurio, el primer microrelato de la historia, un microrelato que da paso a miles de cuentos agotadoramente extensos, parodias, frases celebres, y un millón de etcéteras.
Según yo lo que Augusto Monterroso -el autor de dicha pieza- era que cuando don Pedro Salas despertó de su desmayo, el dinosaurio seguía allí, bailando la misma canción con un ridículo tutu rosado.

Imaginario

Nada más te mire y tú ya sabias lo que te iba a preguntar.
“Por que te necesito, por qué eres lo más maravilloso que tengo; muchas personas me han fallado, pero tú no, yo sé que tu nunca me vas a traicionar. Tú le das ese toque dulzon al amargo café que es la vida. Me gusta que seas diferente y lo que te diferencia de los demás es lo que más me atrae ¡tu espontaneidad! Como me haces bailar y cantar. Le gustas a todos y a los que no les gustas es por que no son lo suficientemente geniales para estar contigo.
Tú eres yo, eres parte de mi”

Esa fue tu respuesta. Y “¿Por qué me imaginaste?” fue mi pregunta.

Mundo rosa

Helga Steppan

Pensar que ayer fue uno de los días más deprimente de este año. Yo tuve la culpa, lo acepto.
Quería estar con personas que en ese momento me estaban dando la espalda (a propósito o no), me obsesione con es situación y me cegué tanto así que no pude ver a la demás gente que me tendía una mano.
Luego me desesperé, me perdí a mi misma. Estaba rodeada de tanta gente diferente, gente nueva e interesante, gente a la que no tome en mucho cuenta y me arrepiento por eso.
La culpa fue mía ya que es Agosto. Estoy tan acostumbrada a que me lleguen estas crisis existenciales en estos meses, tan acostumbrada que no hice nada para evitarlo y superarlo. Me encerré y lloré un garrafal error de mi parte.
Por lo menos hoy veo las cosas un poco más rosa, de una perspectiva distinta, algo más feliz y utópica. Volví a ser la misma. Soy esa “pequeña” de nuevo, esa niña imaginaria que tanto me gusta, te gusta, nos gusta.