El pez más grande

Me encantan las historias. Me seducen las historias. Tal vez por eso me gusta tanto “Big fish”, al fin y al cabo es la vida de Edward Bloom contada en “creativas” historias.
Digo “creativas” ya que nunca aclaran si todo en las historias es cierto, según yo, son demasiado fantásticas como ser completamente verídicas y son demasiado realistas como para ser falsas.
No sé que acabo de decir.
Ni siquiera quiero hablar de “Big fish” y eso que me asegure de que todas las personas (amigos míos) que pasan por este blog la hayan visto.
Me gustaría saber contar historias, ya que pienso que no solo a mi me atraen, si no a todo el mundo. Tengo tantas historias que contar pero no sé como.
¡¡Tanto que contar y no sé como!!
Ojala que con el tiempo pueda aumentar mi nivel de tollerismo y creatividad para así ser la mejor cuenta historias del mundo y dejarlos a todos con la boca abierta.
Seguiré practicando hasta poder ser capaz de contar la leyenda de “La villa Ámsterdam” sin ni una falla. Algún día subiré un video o un podcast con la historia.

PD: si aun no han visto “big fish” vayan corriendo a verla, aun me arrepiento de no haberla visto en el cine..

Anuncios

Cuando el tiempo nos olvide.

Cuando todos piensen que estas loco por querer subir la montaña solo, yo te acompañare. Daríamos de pastar a las ovejas si es que no se van volando…
Construiremos un mundo nuevo para vivir en paz, un mundo sin limites así nunca te limitaras a pensar y creando infinitas cosas como la maquina del tiempo, yendo al principio de los tiempos y jugando a ser Dios, reinventando todo a tu manera, colocando esos pequeños detalles que son invisibles para los demás y son lo único visible para mi.
No olvides quien eres, no me olvides a mí, no olvides que mañana saldremos a volar por el mar a las 16:30 cuando amanezca. Adelanta el video hasta el comienzo y riámonos de nosotros, no veamos el final que nos ponemos a llorar, tal vez haya que esperar la segunda parte para que llegue lo feliz. Las segundas partes forzadas nunca son buenas por eso tendremos que esperar a que llegue el avión en donde venimos y tener la cámara a mano, subiremos todo bajo tierra y seremos famosos. No me gustaría ser una estrella, no me gusta la idea desde que Plutón no es un planeta y se fue de nuestras vidas.
Se nos acabo el tiempo y nada pasó, cómo creamos tanto con solo subir una montaña?
Que amargo será el viaje de bajada.

El café

Mujer sentada tomando un café, el hombre mira abajo sin moverse solo tocando su taza de café.
Mujer: me vas a decir algo? (silencio) si quiera mírame, llora, ríete, mándame a la mierda.
Respiración para intentar estar tranquila, el hombre no se mueve.
Mujer: me vas a decir donde estabas anoche? Por qué no me llamaste, te sale 50 pesos el mensaje, ahora ya ni te esfuerzas en inventar excusas.
Silencio.
Mujer: no te vas a tomar tu café… una vez frió ya no es lo mismo, pierde intensidad, ese ahora que te vuelve loco…, la dulzura y ese abrigo en que te envuelve.
Trata de acariciarlo este corre la cara. Intentando cambiar el tema.
Mujer: ¿Sabes? Siempre me ha gustado esta cafetería, desde que la conocí quise venir contigo, me imaginaba que no sentábamos toda la tarde en el fondo… en ese sillón rojo y que no parábamos de reír, de besarnos… (Pausa) Ahora estas aquí en el mismo café y no me dices nada! Ni si quiera me miras!.
El revuelve pero no toma de ella, la desplaza hacia un lado.
Mujer: Ya no te interesa verdad? Pensar que antes el tiempo se nos hacía corto para los dos. Cuando me pretendías seducías me decías que yo no era de este mundo, que era de más al sur, de un sur que tu no conocías y que soñabas con conocer. Nos imaginábamos en Barcelona, con pasar la noche abrazados hasta que amanezca, me creaste un mundo de palabras bonitas… pura mierda que ahora te supera.
Al menos yo toque fondo. Ojala que tus palabras logren alguna vez concretarse con ella.
El la mira tratando de pedir perdón, intenta tocarle la mano pero ella la corre.
Mujer: solo me queda decirte que me invitaste al café más amargo de mi vida.
Se levanta y deja la plata de su café, se va.

Exactamente eso es lo que tengo que hacer yo un jueves 30 de Agosto. Y estoy emocionadisíma porque el texto es super bello, melancolico, tiene frases que te llegan directo al corazón del corazón.
No soy muy buena para actuar por eso prefiero ver obras de teatro que hacerlas, como tambien prefiero leer que escribir. Opino que hago mejor lo primero que lo segundo son cosas muy entretenidas de hacer y para mi muy necesarias ya que te despejan la mente.